viernes, noviembre 13, 2009

El Divorcio y el dios de la música

Estudio del pastor Chuy Olivares de Casa de Oracion, Mexico


Mat 24:38 Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento…

He aquí una característica más de los días de Noé, época que el Señor comparó con los tiempos previos a su segunda y ahora inminente venida: el casi nulo valor que se le da al compromiso matrimonial. Cuando Jesús dijo que en los días de Noé la gente estaba casándose y dándose en casamiento, se refería a personas que se casaban y se separaban una y otra vez de diversas parejas.

El plan original de Dios al respecto se vio afectado por la corrupción moral del hombre como podemos leerlo desde los primeros días de la humanidad:

Gen 4:19 Y Lamec tomó para sí dos mujeres; el nombre de la una fue Ada, y el nombre de la otra, Zila.

Esta es la primera transgresión de la ley del matrimonio y el vestigio más antiguo de la práctica de la poligamia. Es un claro atentado contra el matrimonio instituido por Dios.

I.- Del matrimonio, creado por Dios.

Gen 2:21-23 Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada.

Versión Dios Habla Hoy (DHH)

Gen 2:21-23 Entonces Dios el Señor hizo caer al hombre en un sueño profundo y, mientras dormía, le sacó una de las costillas y le cerró otra vez la carne. De esa costilla Dios el Señor hizo una mujer, y se la presentó al hombre, el cual, al verla, dijo: “¡Esta sí que es de mi propia carne y de mis propios huesos! Se va a llamar ‘mujer’, porque Dios la sacó del hombre.”

haga clic sobre el titulo para continuar leyendo