miércoles, febrero 16, 2011

El Significado de la Pureza Física - Leslie Ludy



El Significado de la Pureza Física
Por Leslie Ludy

La mayoría de nosotros no entendemos la importancia de la pureza, porque no comprendemos el significado del pacto matrimonial. Una boda no es meramente una ceremonia en la cual te comprometes verbalmente a amar al otro por el resto de tu vida. Una boda es un intercambio sagrado--un pacto santo en el que dos vidas se hacen una. Hasta que hayan entrado en ese pacto, todavía son individuales--no importa que tan comprometidos estén en la relación. Una vez entren a ese pacto sagrado dejaran de ser dos individuos, y serán "una sola carne." Entonces es allí y sólo allí que eres totalmente libre de disfrutar la intimidad física sin aprehensiva vergüenza. Si se involucran en caricias sensuales antes de entrar a ese pacto sagrado, deshonran el diseño perfecto de Dios y se exponen a ustedes mismos abiertamente para que el enemigo arruine la belleza y la nobleza de su relación. La Palabra de Dios dice:

Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios. (Heb 13:4 RV60)


Cuando escogemos involucrarnos en intimidad sexual antes del intercambio de votos, deshonramos la santidad y la pureza del matrimonio. La palabra "fornicación" en las Escrituras puede parecer vaga al principio, pero no hay nada de vago en ella. De acuerdo al patrón de Dios, cualquier expresión sexual fuera del pacto matrimonial es considerado fornicación.

Para mantener el matrimonio sagrado, debemos mantener sagradas TODAS las expresiones de intimidad sexual. Esto puede sonar extraño, pero Eric y yo decidimos ni siquiera besarnos hasta el día de nuestra boda. Quisimos salirnos de nuestros propios caminos para mantener sagrada cualquier forma de intimidad. Mi padre una vez nos dijo, "Cualquier cosa física que guarden para su matrimonio sólo se hará mas hermosa y satisfactoria con el pasar del tiempo. Cualquier cosa que se expresen antes de tiempo, eventualmente perderá su brillo." Cuando pusimos en practica ésta sabiduría, comprobamos que era verdad. Aun hasta este mismo día, siempre que compartimos un beso es tan hermoso como lo fue en nuestro día de bodas. En lugar de hacernos la pregunta --"¿Qué tan lejos podemos llegar?" Dios nos retó para comenzar a hacernos una nueva pregunta --"¿que tan lejos podemos llegar, para honrarlo a El en esta área de nuestras vidas?" E hicimos nuestra meta vivir sin siquiera un asomo de impureza en nuestra relación física, y descubrimos que los caminos de Dios son realmente hermosos y perfectos.

Porque nos guardamos en nuestra relación física, ¡con el tiempo todo ha crecido y se ha hecho mas maravilloso, satisfactorio, y más emocionante cada año!


Cuando las parejas vigilantemente protegen la pureza física de sus relaciones a toda costa, aun cuando parezcan ir a los "extremos" para guardar todo para el pacto sagrado del matrimonio, Dios honra y bendice la relación con mayor belleza y romance Celestial que lo que ellos pudieron haber esperado o soñado.*