jueves, julio 22, 2010

"LOS BARTIMEOS DE HOY"



La Ceguera, pero la Espiritual
Por Marta Villarreal

Marcos 10: 46-52
46Entonces vienen á Jericó: y saliendo él de Jericó y sus discípulos y una gran compañía, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando.
47Y oyendo que era Jesús el Nazareno, comenzó á dar voces y decir: Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí.
48Y muchos le reñían, que callase: mas él daba mayores voces: Hijo de David, ten misericordia de mí.
49Entonces Jesús parándose, mandó llamarle: y llaman al ciego, diciéndole: Ten confianza: levántate, te llama.
50El entonces, echando su capa, se levantó, y vino á Jesús.
51Y respondiendo Jesús, le dice: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dice: Maestro, que cobre la vista.
52Y Jesús le dijo: Ve, tu fe te ha salvado. Y luego cobró la vista, y seguía á Jesús en el camino.

Jesús nos habla del “Ciego Bartimeo” ; ciego físicamente de nacimiento, el cual tenía la esperanza de que Jesús el Nazareno le devolviera la vista y por esto pasaba sentado “junto al camino” esperando que Jesús pasara y tuviera misericordia de él y lo sanara…. Todos conocemos la historia y sabemos que Jesús le devolvió la vista…. Fue uno de los tantos milagros que Jesús hizo cuando estuvo en la tierra.

Leyendo este pasaje hoy, veía otro tipo de ceguera, la ceguera espiritual; y es interesante “ver” como hoy en día hay muchos cristianos Bartimeos, sentados a la orilla “del camino” mendigando lo que otros les den. Muchos cristianos se “alimentan” solo de lo que otros les dan, especialmente me refiero a cristianos de “asiento”, que solo van a la iglesia a recibir lo que les preparo otro, y viven en una ceguera espiritual que todo se lo “comen sin masticarlo”, solo porque lo dice el pastor o el líder y no hacen lo que hacían los cristianos de Berea, cuando escuchaban a Pablo predicarles… ellos iban y escudriñaban las escrituras para ver si estas cosas eran ciertas….. que diferencia a estos creyentes de hoy. Son cristianos ciegos, cristianos Bartimeos!

Estos cristianos saben que Jesús de Nazaret es el salvador y sanador….. Yo fuí una Bartimea hasta que Oí a Jesús y comencé a seguirlo a El y a escudriñar Su Palabra…..

Cuando Bartimeo oyó que era Jesús de Nazaret…. Comenzó a dar voces: “Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí” . Cuando oímos a Jesús, comenzamos a clamar por su misericordia porque reconocemos nuestra necesidad, nuestro pecado, que no merecemos nada sino la condenación y solo El puede salvarnos.

Bartimeo era conocido por los seguidores de Jesús, pero que hicieron cuando lo escucharon llamar a Jesús? Le reñían y lo mandaron callar! Esto me suena familiar….. por que digo esto? Bueno, fíjate, cuando tu comienzas a anhelar solo a Jesús, a como agradarle, como hacer solo Su voluntad, como vivir en santidad…. Aquellos “seguidores” de Jesús, que te conocen, empiezan a decir de ti que te volviste legalista, te apartan de su círculo, te callan y te critican….

Que hizo Jesús cuando oyó al ciego Bartimeo? -Mandó llamarle! Le dijo a sus seguidores que lo llamaran, ellos le dicen: “ten confianza, levántate, te llama” esto es lo que deben hacer todos los seguidores de Jesús! No mandar callar al que está llamando… Creo firmemente que el Señor estaba dándoles una muy buena lección a estos “seguidores”

Se imaginan como se sintió Bartimeo cuando escucho estas palabras? Y es lo que Jesús dice hoy a todos los Bartimeos que están “sentados a la orilla del camino, mendigando” que tengan confianza, que se levanten y vayan a El, a Jesús, él es el único que puede poner ese colirio en sus ojos para que vean y dejen de estar comiendo comida chatarra….

Y que hizo Bartimeo al escuchar estas palabras?....esto que sigue me gusta mucho:… “El entonces, echando su capa, se levantó, y vino á Jesús” Miren esto: “echo su capa”, “Se levantó” y “vino a Jesús”…..he entendido tantas cosas aquí… Bartimeo tenia una capa, una “cobertura” a la que se aferraba, en la que se protegía y se sentía seguro, pero cuando Jesús lo llamó, él echó, tiró su capa, su cobertura, se levantó, como quien se levanta de su comodidad y fue a Jesús! Esta es una experiencia maravillosa, recuerdo ahora He.13:13-14: “Salgamos, pues, a él, fuera del campamento, llevando su vituperio; porque no tenemos aquí ciudad permanente, sino que buscamos la por venir”.

Cuantos cristianos hoy están aferrados a “su capa” . El que tiene oídos para oír, que oiga…

Cuando Bartimeo estuvo frente a Jesús… Jesús le hablo! Es importante entender que cuando Jesús nos llama a venir a El del lugar donde estemos, El nos va a hablar personalmente, no a través de otros, ya no voy a mendigar como Bartimeo… y Jesús abrirá tus ojos espirituales para ver el camino por donde debes andar….

1 Juan 2:27 "27 Pero la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en él."

Isaías 30:21 “Entonces tus oídos oirán a tus espaldas palabra que diga: Este es el camino, andad por él; y no echéis a la mano derecha, ni tampoco torzáis a la mano izquierda”

Que le dijo Jesús a Bartimeo? , le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Siempre que leía este pasaje, me condicionaron solo a pensar: “¿acaso Jesús no sabía lo que Bartimeo necesitaba?, claro que lo sabía, era que Jesús quería que él se lo pidiera! Y de esta manera motivarnos a orar …..
Hoy “vi” más que esto…

Se imaginan a Jesús, el Rey de Reyes, el Señor de los Señores, cuando te llama lo primero que te dice es ¿Qué quieres que haga?”… Bartimeo tenía una gran necesidad: Ver! Y seguramente con esta limitación tendría muchísimas más dificultades y carencias que podía haber traído al Señor en ese momento….. Pero el solo le pidió la visión!

Sí, eso es lo que necesitamos hoy, Visión para salir de ese estado de “mendigos espirituales” sentados solo a la orilla del camino, con una cobertura, comiendo solo lo que otros le dan…!

Y después que tienes la visión, el Señor te seguirá preguntando ¿Qué quieres que haga? Y tu respuesta será a partir de ahí: “que te siga donde quiera que vayas”, ya no podrás ir a ningún lado, Él te ha ceñido y te llevará por donde él quiere que andes.

Así que Bartimeo le dijo: “Que recobre la visión”… y Jesús le responde: “Ve, tu fe te ha salvado. Y luego cobró la vista, y seguía á Jesús en el camino.”

Jesús le dio la vista inmediatamente, y dice que seguía a Jesús EN el Camino, ya no se quedó más en la orilla sentado, bajo una cobertura mendigando! No! El comenzó de una vez a seguir a Jesús.
Que maravillosa es la Palabra del Señor, tan clara como el agua cristalina, tan limpia que permanece para siempre.

¿Dónde estás tu hermano/a que dices ser un seguidor de Jesús….

-¿sentado a la orilla del camino, con una capa encima, mendigando? Si es así, comienza a clamar, a dar voces, a decir: Jesús, hijo de David, ten misericordia de mi! Hazlo de todo corazón y Jesús no solo te va a escuchar, sino que va quitar la ceguera espiritual, pondrá colirio en tus ojos, despertará tu espíritu y le seguirás donde quiera que vaya.

-Si ya estas en el camino siguiendo a Jesús, gocémonos y sigamos preparándonos, caminando en santidad, pues sin ella nadie le verá…. El Señor viene pronto!