jueves, octubre 15, 2009

¿Por qué somos Hipócritas?

El video a continuación, está basado en Santiago 3: 5-12 y refleja la realidad de muchas familias cristianas. En la iglesia, todos nos vemos piadosos y santos, pero en casa, todo lo opuesto. Los esposos denigramos a nuestras esposas e hijas, las madres cansadas de las tareas de la casa y la crianza. Los hijos son el reflejo de sus padres y por lo tanto, no obedecen y son rebeldes.

Quizá le echamos la culpa al estrés, el trabajo, las deudas, los fracasos personales y demás. Estos son detonantes de lo que en verdad sucede en nuestros corazones…el pecado. Por falta de arrepentimiento y del pecado que hay en nosotros, es que suceden estas cosas. Así que, si no nos arrepentimos de todos nuestros pecados hoy, será para la destucción de nosotros y nuestra familia.

Sigamos el consejo de Santiago 4: 8-10:

Acercaos a Dios, y El se acercará a vosotros. Limpiad vuestras manos, pecadores; y vosotros de doble ánimo, purificad vuestros corazones.Afligíos, lamentad y llorad; que vuestra risa se torne en llanto y vuestro gozo en tristeza.Humillaos en la presencia del Señor y El os exaltará.